El cole hace algunos años

ANTIGUOS MAESTR@S

   Recordamos con cariño a aquellos profesores que formaron y educaron durante años a multitud de generaciones en nuestro pueblo. Nuestro recuerdo llega hasta donde nos permite la memoria y hasta la información de que se dispone. Algunos de ellos ya no se encuentran entre nosotros, para ellos va dirigida nuestra admiración, respeto y reconocimiento por su trabajo. También enviamos un afectuoso abrazo a sus familiares. Se detallan a continuación:

  • - Don Lorenzo.
  • - Doña Conchita.
  • - Don Javier.
  • - Don Rafael.
  • - Don Abelardo.
  • - Doña Pilar.
  • - Srta. Ana.
  • - Doña Gloria.
  • - Don. Pepe (marido de Doña Gloria que impartía clases de inglés).
  • - Don. Román.
  • - Srta. Ana Rosa.
  • - Don Juan.
  • - Srta. Belén.
  • - Srta. Milagros.
  • - Srta. Flora.
  • - Srta. Susana.
  • - Srta. Aida (actual).
  •  

LOS MAESTR@S VIVÍAN EN EL PUEBLO

   Muchos de los mestros que han impartido clase en Tierga vivían habitualmente entre nosotros, como vecinos cotidianos del pueblo. El ayuntamiento ponía a su disposición unas viviendas para ellos y sus familias. En la siguiente foto, al fondo entre el frontón y la clase de los mayores, se aprecia la primera de las casas de los profesores, pues en épocas anteriores vivian habitualmente en el pueblo como tiergan@s de a pié.

 

   En la siguiente foto visualizamos la parte posterior del colegio, zona de juegos para niños pequeños. Desde esta vista podemos apreciar la primera casa de los profesores:

  • - Srta Aida.
  • - Srta Susana.
  •  

 

   Las casas de los profesores disponían de dos entradas: una al patio interior del colegio y otra a la calle. En la siguiente foto podemos apreciar la entrada de la segunda casa de los profesores:

 

GUARDERÍA CÁNDIDA

   Ubicada a orillas de la carretera, en las bajos de su propia casa, Cándida llevaba a cabo un importante labor con los más pequeños: trabajar desde la niñez y facilitar algunos conocimientos que luego nos vendrían muy bien para entrar en el "colegio de mayores". Los que tuvieron la suerte de disfrutar de su cercanía y de su trato recuerdan juegos y una sana mezcla entre diversión y aprendizaje.

   A continuación se muestra su antigua casa, actualmente muy bien restaurada y en propiedad de una joven familia:

 

   La edad de Cándida ya era avanzada y desempeñaba esta labor desde la más absoluta vocación. Su colaboración fue clave en la educación y formación de muchos niños.

   Su longevidad le obligó a retirarse y falleció hace ya algunos años. Te recordaremos y agradeceremos siempre la etapa que trabajaste junto a nosotros.